La denominada "cláusula suelo" no es más que una limitación a la variablidad de los tipos de interés que introducían los Bancos y Cajas de Ahorros en los préstamos hipotecarios, que no han permitido a los consumidores y usuarios beneficiarse de los bajos niveles que alcanzado el EURIBOR en los últimos años.

El Tribunal Supremo en Sentencia de 9 de mayo de 2013 ya resolvió sobre este extremo, declarando nulas estas cláusulas que a su juicio no superaban los controles de transparencia e inclusión. Ante ese escenario, muchas entidades, dejaron de aplicar unilateralmente la "cláusula suelo" , ofreciendo acuerdos que no favorecían los clientes. Que no se le esté aplicando la "cláusula suelo", no le impide reclamar la nulidad de la misma y recuperar lo abonado de más, con intereses. 

La declaración de nulidad  de la cláusula suelo debía conllevar la devolución de todas las cantidades cobradas en aplicación de esta "cláusula suelo" desde el inicio del préstamo, pero  el propio Tribunal Supremo limitó (STS 25 DE MARZO DE 2015) esta retroactividad al 9 de mayo de 2013. 

Esta cuestión fue elevada al Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) para que resolviera si esa limitación era correcta o si, en cambio, contravenía la normativa europea en materia de consumidores y usuarios. Así, con fecha 21 de diciembre de 2016, el TJUE resolvió que no cabía limitación alguna en casos de que se declarase la nulidad de la cláusula suelo. Así, los Bancos y Cajas debían devolver todo lo cobrado de más en aplicación de la cláusula suelo.

Como consecuencia de esta resolución y ante una previsible avalancha de demandas en los Juzgados de toda España, el Gobierno dictó el RDL 1/2017, el cual establecía un mecanismo extrajudicial para que todos los afectados por las mencionadas cláusulas suelo pudieran recuperar lo que les correspondía, sin necesidad de acudir a los Juzgados. La realidad es que muchos afectados han logrado cobrar esas cantidades, pero otros tantos han visto desestimadas sus peticiones por parte de los Bancos y Cajas, en muchos casos sin justificación suficiente.

Si Vd.  ha visto desestimada su petición, no significa que no pueda recuperar lo abonado de más. Confíe en nuestra experiencia.

Consúltenos su caso.